«Un lugar de placer curativo para el alma» Biblioteca de Tebas

Lo de hoy...

Escritoras de la lista de Rory Gilmore

Existe una famosa lista de 338 libros que sale leyendo Rory Gilmore en la serie de Gilmore Girls , una serie de los 2000's que se ha co...

25 mayo 2023

Moxie | Jennifer Mathieu

 En cuanto supe de la existencia de este libro corrí a conseguirlo, por que bueno, es feminista, punk rock y es rosa. Además de mis preferencias personales por esas tres cosas debo decir que me encantó, por que habla del feminismo de una forma bastante personal, es una forma perfecta de ir introduciendo a las niñas/adolescentes a este tema, ya que muchas situaciones de las que aquí se plantean como los problemas a vencer son los problemas por los que una mujer, declarada feminista o no, lucha todos los días en el mundo real. Acoso, violencia, injusticia, impunidad, silencio de otras mujeres, conformismo, indiferencia, etc etc.


Todos estos temas son puestos en una historia de una joven de dieciséis años en una escuela de un pequeño pueblo de Texas. Tenemos también el elemento de la música, la nostalgia por los 90s punk, grunge y rockeros en los que creció su madre, una mujer de cuarenta y tantos que al morir el padre de su hija, regresa a su casa a terminar de estudiar y trabajar, a ser una adulta para criar y educar a su hija, pero que conserva una caja con sus sueños de juventud, ser una Rebel Girrrl y seguir a las Bikini Kill por el país, luchando contra el patriarcado y llevando la palabra del feminismo por el mundo, eso que muchos adultos hacemos a lo largo del tiempo, poner nuestros sueños en un cajón y vivir la vida real.

Luego nos topamos con que Vivian, su hija, que es todo lo contrario, es callada, estudiosa, responsable, super bien portada, de bajo perfil y que su única preocupación en la vida era no ser el centro de atención y que nunca ha tenido novio, pero que llega un momento en que ve a una chica nueva ser humillada en clase y no puede más, siente la necesidad de rebelarse a lo que esta mal, lo que todos en el pueblo saben que esta mal pero que nadie dice nada, el machismo de su preparatoria. Inspirada por el pasado rebelde de su mamá, usa sus recursos los cuales le dan el toque punk, retro y anónimo, o sea hacer un fanzine, en el que expresa su inconformismo por las situaciones que viven a diario en la escuela y hace una invitación a las otras chavas a que si sienten lo mismo que ella también se unan, primero es dibujándose estrellitas y corazones en las manos, luego es con pequeños actos pacificos de rebeldía, esto lo hace muriéndose de miedo de ser descubierta, de que se burlen de ella, de que sus amigas le dejen de hablar, pero poco a poco esto se convierte en un éxito, sus amigas influenciadas por Lucy la chica nueva se van uniendo y asi es como poco a poco el movimiento de Moxie va creciendo y se va haciendo de todas las chicas, sin importar raza, estatura, peso, clase, nivel de popularidad, etc, cobra vida, como todos los movimientos sociales, ya no es Vivian nada más, es Moxie, son las chicas Moxie las que dan pelean, hacen evidente la injusticia, el machismo y va uniendo a las chicas de la escuela hasta que todo crece y llega a sus últimas consecuencias.

Como toda historia de YA hay papás, abuelos, amigos, High School, una adolescente forjando su carácter y u chico guapo, pero aquí las cosas no se centran en eso, se centran en ver el mundo con los lentes morados del feminismo y hacer algo al respecto, tomar acción, así sea a pequeña escala y con los recursos que una niña de dieciséis puede tener. Es muy muy recomendable, aún le sigo dando vueltas en mi cabeza a muchas cosas y el libro es demasiado bello, esta perfectamente bien logrado como fueron cambiando los personajes con el tiempo, como unos se resistian a creer en la causa pero hasta que es personal cambian de opinión y también la postura del chico guapo, que representaba a todos los chicos que no son iguales a los demás, que a veces no entienden y no saben que postura tomar, que también están aprendiendo a ser hombres no machistas y que a veces no saben ni como hacer las cosas.